Un fantasma que me atormenta




¡¡¡Ya estoy aquí de vuelta!!!
Esta semana os he traído uno de los escritos mas importante para mi. Os estaréis preguntando ¿porque no? pues muy fácil fue el escrito con el que me di cuenta que me encantaba escribir. Este relato lo hice para participar en un pequeño concurso del instituto hace ya unos cuantos años.
Y bueno no os quiero entretener mas aquí os dejo con el relato:



Me llamo Anny y os voy a contar una historia que me paso cuando yo tenía 13 años y que marco mi vida para siempre. Todo empezó el 24 de febrero cuando iba por la calle para ir a buscar a mi amiga Anica para dar una vuelta. Cuando llegue a su casa, ella, como siempre, no se había terminado de vestir y mientras terminaba de prepararse me quede hablando con su madre que, tan amable como siempre, me ofreció algo de beber, a lo que le conteste que gracias pero que no tenía sed. Cuando mi amiga bajo de su cuarto nos fuimos hacia el centro comercial y ocurrió que, por el camino, me encontré una lata tirada en el suelo; a mi no se me ocurrió otra cosa que darle una patada a la lata que, con mala suerte reboto en el cristal de un coche que pasaba por allí el pobre hombre que estaba conduciendo perdió el control estampándose con el muro de un edificio y salió disparado del porrazo.Tras el accidente la única que sobrevivió fue una pequeña niña que  estaba en el coche quedándose huérfana. Ustedes pensareis "y la madre ¿dónde está?" ella falleció en otro accidente de coche el mismo día del Cumpleaños de la pequeña. Una semana después de ese grave acontecimiento había vuelto a quedar con Anica para dar una vuelta en bicicleta así que baje al sótano a coger la bicicleta, cuando vi en el centro de la habitación una caja. Como soy muy curiosa fui a ver lo que había en ella y al abrirla me lleve una enorme sorpresa al ver la niña huérfana del accidente. Di unos paso hacia atrás y la niña empezó a repetir una y otra vez  "has destruido mi vida"  "has destruido la vida de mi padre"  "no lo volveré a ver más" "todo por su culpa". Yo aterrorizada corrí por la escalera cerrando la puerta de un golpe del sótano y encerrándome en mi habitación. Le conté a  Anica lo que me había pasado y decidimos no salir a la calle.
Tres días después el 6 de marzo mi madre me mando de nuevo al sotana a coger una caja de herramientas que le hacían falta para su trabajo, yo aunque estaba un poco aterrorizada accedí y al bajar al sótano me di cuenta que la caja no estaba en el mismo lugar, fui despacio hacia la caja y la volví abrir como días antes había hecho pero esta vez se encontraba el pobre hombre que había fallecido en el accidente. Yo mas asustada que la vez anterior di unos pasos hacia atrás a la vez que el hombre volvía a repetir continuamente "has destruido mi vida" "has destruido la vida de mi hija" "ya no la volveré a ver mas" "nunca mi hija será feliz" " todo por culpa tuya". Yo salí corriendo por las escaleras y me encerré en mi cuarto. Día tras día Anica y mi madre a quien mi amiga había contado lo que estaba pasando intentaban que yo saliera sin conseguirlo de mi habitación.
El día 12 de marzo cuando mi madre abrió la puerta de mi cuarto por la fuerza, al ver que yo no contestaba a sus llamadas, me encontró tirada en el suelo, rodeada de un charco de sangre y con un cúter en la mano. Ella me llevo rápidamente al hospital donde permanecí varios días y donde tras hablar con mi amiga y mi madre me di cuenta que la solución que había tomado no era la correcta que lo mejor era enfrentarme a las cosas y no ser una cobarde y abandonarlo todo, incluso, quitándome la vida. Pasados unos días decidí enfrentarme al padre y explicarle mis ideas y pensamientos, así que baje al sótano, no sin miedo y allí estaba de nuevo el pobre hombre, al que, antes de que empezara a hablar le dije que por favor me escuchara lo que tenía que decirle, lo primero que le dije era que sentía mucho lo que había pasado que mi intención no era hacerle daño y luego le conté lo que quería para su hija, después fui con mi madre a ver a la niña y también le explique lo que había pasado, que había hablado con su padre y que si ella estaba conforme vendría a vivir a mi casa, donde tendría una nueva familia a partir de ese momento la caja desapareció del sótano y ya no volvió a aparecer el hombre aunque cada vez que tengo que bajar a él no dejo de tener miedo de encontrarme otra vez la caja. Lo que también se es que hay que enfrentarse a las cosas que nos pasen que hay que ser responsable do lo que hacemos y que tenemos que contar con los demás para que nos ayudan a resolver nuestros problemas.

*Aplausos de fondo*

Antes de todo quería decir que muchas veces pensamos que lo mas fácil es quitarnos la vida y huir de todo lo que nos rodea, pero cuando esto pase debemos pensar que hay mas de un camino por donde ir y ese no es el indicado. 

Bueno espero que os haya gustado y que disfrutéis con esta pequeña historia. Dejad vuestro comentario abajo porfiiii *Carita de perrito degollado* que eso es lo que mas me ayudara para saber que hecho bien o mal y en que puedo mejorar.


Bueno mis pequeñas lectoras me despido de ustedes  por hoy y espero volverlas a ver prontito. Besitosss